Un desierto más dulce

Para que las mujeres saharauis, además de los estudios que ya tienen, adquieran experiencia profesional, para que tengan algo más que la ayuda internacional, para que sean autosuficienes, en la asocición de Madrid, bajo la supervisión de la Secretaría para el Estado de los Asuntos sociales y la promocion de la Mujer saharaui, con el dinero obtenido de la venta del calendario de Marisa Martil y Carmen Giner, se está participando en distintos proyectos de creación de empleo a la mujer saharaui en los campamentos, con necesidades y carga social. El primer proyecto ha sido una pasteleria en la daira Gleibat el Fula, barrio 2. Hemos montado la primera pastelería saharaui. Son unos pasteles riquísimos, todos los que vayáis a Dajla y estéis interesados, preguntad por Maima Mahamud o Nana Breika.

Un pensamiento en “Un desierto más dulce

  1. Qué trabajito me costó entrar. Me hice un pequeño lio con las contraseñas y la inscripción.

    Saludos.

    Iba a comentar en Poemario, pero últimamente todo está muy hermético. Tampoco me extraña.

    Hoy han publicado noticias en “el pais”. No sé en que irá a dar todo esto.

    En todo caso ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *